Blogia
dayafterday

Primer post...

Es media mañana, quizá de las primeras mañanas realmente frías de otoño y comienzo este weblog todavía recordando www.dayafterday.tk, mi anterior blog. Una experiencia para recordar por lo que fué el blog en sí, pero para olvidar por quien me acompañó en aquel proyecto de blog que la envidia, la miseria y el egoismo de otros tiraron abajo. Al menos ahora se de quien debo fiarme y de quien no, de quienes me debo rodear, de quienes merecen la pena de verdad y a quien debo simplemente olvidar. Tirar de la cadena y olvidar.

No me gustan las despedidas, y tampoco los recibimientos, así que, si por cualquier circustancia has tenido la buena o mala suerte de dar con este recóndito rincón de la red tan sólo que sepas que eres bienvenido. Aquí posiblemente no leas cosas demasiado interesantes, ni tampoco experiencias inolvidables o momentos de felicidad absoluta, más que nada porque pienso que la felicidad no existe en terminos absolutos, que tan sólo la percibimos a momentos en los que trascendemos, olvidamos y nos centramos en pequeñas cosas que nos rodean. Ciertamente es bonita la felicidad. Creo que hoy, por una vez en muuuucho tiempo me he levantado lo suficientemente optimista como para ponerme a teclear aquí y contaros un poco lo que se me pasa por la cabeza.

Muchas de las cosas que aquí cuento posiblemente sean mentiras. Sí, os mentiré, pero no sabreis cuando os diré la verdad ni cuando no. Ahí está la gracia. Quizá yo sea chica y hable como un chico, quizá no viva en Asturias, quizá... no se, os dejo a vuestra libre elección creeroslo o no. Todo está en nuestra mente, en la vuestra, en la nuestra, porque creedme que aunque os mienta jamás podré escribir sobre cosas que no sienta, por la sencilla razón de que sobre sentimientos aún no he aprendido a mentir, y espero jamás poder hacerlo.



He empezado en la facultad otra vez, y ahora estoy en una de esas horas libres que me quedan en este infernal horario que me hace estar aquí todo el día. Tengo la suerte de tener este ordenador delante, y sospecho que empezaré a escribir todos los días, porque a veces me siento vacío... o lleno, o todo lo contrario, y necesito expresarme, aunque solo sea para mí mismo, para hablar dentro de mi soledad.

Ella está aquí atrás, y ayer decía que me veía triste. No se si es cierto o no. Supongo que hoy rmperé con una parte de mi pasado a la que le he entregado muchos de mis sentimnientos. No es facil, noe s facil deshacerse de una parte importante de uno mismo...

Si algo he aprendido es que mirar hacia atrás siempre es doloroso, y que no puedo hacer nada contra ello. ¿Mirar hacia adelante?...sí, ¿pero...quien soy entonces?. Suelo topezar varias veces con la misma piedra, soy así...

Y así, a lo tonto, vaciándome empiezo este nuevo proyecto de weblog, un poco más cutrillo de lo normal,del anterior, pero es lo que hay,no puedo hacer nada contra ello... y sin más me voy... tengo cosas que hacer... supongo que mañana, o quizá esta noche volveré... o eso espero :)

No ha pasado una hora y ya he vuelto. Como siempre, parece que estoy, pero no estoy. a veces es triste pensar que quizá prefiero estar así, sólo, trascender y no posar los pies en el suelo. También en parte es que he intentado dejar de fumar y no lo he conseguido. Unas 30 horas o así es lo único que he aguantado... ya ves mi fuerza de voluntad. Está la gente por aquí detrás hablando y la verdad me está costando un poco concentrarme, pero esto es lo mejor que puedo hacer en estos momentos... triste... muy triste.

Y así, a lo tonto, lo que empezó en verano, en julio ha llegado ya a pleno otoño. Miro por la ventana y está nublado, negro incluso diría. Ojala venga una tormenta. Todo el mundo necesita su tormenta...la mía podría ser ahora....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres