Blogia
dayafterday

Vida al otro lado

Hoy he recibido mi primer comentario para el blog: Gracias Azores por demostrarme que si que hay vida al otro lado y que quizá esto sirva para algo más que para descargar mis penas en las prácticas de la facultad. ¿Sabes?, ni siquiera mis amigos más intimos conocen que exista este weblog, y creo que no les hace falta leerlo porque sólamente con mirarme a los ojos creo que se muestra la oscura transparencia de todo lo que llevo dentro, de todo lo que tapono en mi interior para que no salga fuera y que intento al menos volcar aquí un poco para sentirme más desahogado. Gracias por leer este blog perdido entre los millones de páginas que tiene la red, entre los millones de blogs muy superiores a este en todos los aspectos, gracias :), no sabes lo que significa para mí saber que hay alguien ahí.

Escribo en casa, hoy no ha habido prácticas de nada, ni he estado en la sala de ordenadores porque me encuentro tremendamente cansado. Ayer volví a discutir con Ella y hoy otra vez. De un plumazo lo ha matado todo y me ha hecho volver a pensar que todas las promesas que me hacen se convierten enseguida en cuentos, y que otra vez me vuelvo a encontrar con las mismas situaciones, el mismo dolor, la misma pena... Ayer hubiera dado millones por un abrazo sincero, como los de antes, pero no le apeteció dármelo. Ya no recuerdo cuando fué la última vez que abrazados enmarañamos nuestro pelo y nos prometimos estar juntos siempre. Ojala pudiera olvidar todas sus promesas, todas sus caricias y verla pasar delante de mí sin que me produzca dolor, pero no es así. Podríamos ser tan felices, tanto, tanto que me muero de la rabia de pensarlo, y así, de un plumazo hoy se ha cargado los sueños de cuatro meses, olvidando mis palabras, mis deseos, algo tan simple como poder cogerla de la mano por la calle, poder decir "Ella es mía y yo de Ella" , tenerla siempre ahí, a un golpe de teléfono, escucharla respirar mientras dormimos, dormirme entre sus brazos y que nuestro pelo se enmarañe siendo sòlo uno, como eramos antes...

Pero ya no queda nada de aquello...

Ahora sí.

El sueño terminó...

Escuchando [Enrique Urquijo y los Problemas- Aunque tú no lo sepas]

Aunque tú no lo sepas me he inventado tu nombre
Me drogue con promesas y he dormido en los coches
Aunque tú no lo entiendas nunca escribo el remite en el sobre
Por no dejar mis huellas...

Aunque tú no lo sepas me he acostado a tu espaldaY mi cama se queda fría cuando te marchas
He blindado mi puerta y al llegar la mañana no me di ni cuenta
de que ya nunca estabas.

Aunque tú no lo sepas nos decíamos tanto,
con las manos tan llenas, cada día más flacos.
Inventamos mareas, tripulábamos barcos y encendía con besos

El mar de tus labios...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres