Blogia
dayafterday

Ascensor...

Ascensor... El ascensor no era una metáfora... ¿o quizá si?, sólo recuerdo que cada vez que nos metíamos en un ascenopr Ella me besaba. Nunca en varios meses incumplió el trato. Las puertas se cerraban y yo obtenía su beso. Luego fueron excusas, conversaciones demasiado importantes y cosas de esas para dar largas manteniendo las cenizas de la ilusión.

Un día tal como hoy la ilusión dejo paso a la desesperación, y muchas veces se repitieron muchos ascensores, y ni siquiera el recuerdo de lo que pasaba parece llegarle a la memoria. Ójala fuera duro y frío como el acero para aguantar todo esto, pero da la casualidad de que no lo soy...

Y por eso, cada vez que entro en un ascensor, sólo o con Ella, recuerdo todo aquello y me siento un poco peor por no poder parar el tiempo cuando debiera, por no vivir al 110% los buenos momentos y sólo ultilizarlos como en estos momentos, para recordar lo que no tengo, no lo que tengo.

Y por eso...por eso en mi vida los ascensores son en si mismo la metáfora de quien en su vida sólo parece tener un botón con una indicación que señala siempre hacia abajo...

Escuchando [Paradise Lost-Forever Faliure]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres