Blogia
dayafterday

Con los ojos cerrados...

Con los ojos cerrados... Con los ojos cerrados el mundo parece más fácil de llevar, menos doloroso. Me escondo y me engaño creyendo que nada fuera de esta habitación está pasando. Que allá, detrás del cristal, en la tormenta, no hay nadie, no pasa nada, nadie me puede estar haciendo daño.

La ignorancia es la felicidad y ese es tristemente mi credo. No quiero saber nada, haz lo que quieras, no me lo cuentes, sonrieme cuando te sonría y disimula, podrías hacerme tanto daño como quisieras con tan sólo mover uno de tus músculos. Ya no se distinguir si eres lo mejor o lo peor que me ha pasado jamás... Ya no lo sé...

Y otro día más la angustia, la ansiedad y el sufrimiento se multiplican dentro de mí. No os podeis imaginar lo que es todo esto, nadie puede, nadie...

Escuchando [Beethoven - 9ª Sinfonía, 2º Movimiento]
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres